Cómo dormir bien

Imagen
"Pegar las pestañas", "entregarse", "pedir pista" o –más románticamente– estar “en los brazos de Morfeo” son frases que hacen alusión a una necesidad básica de los seres humanos: dormir.

Y como toda necesidad básica, qué gusto da satisfacerla y cuán desagradable (o qué maluco, como decimos en Venezuela) resulta cuando nos vemos privados del sueño o no podemos dormir a placer.

Lo cierto es que dormir adecuada y suficientemente tiene una serie de beneficios para la salud y, lógicamente, la falta de sueño acarrea una serie  de consecuencias indeseadas.

En este artículo abordaremos el tema del sueño, señalando su importancia, beneficios y algunos tips para mejorarlo.

La importancia de dormir bien

Según un artículo publicado en el sitio web del periódico El Mundo, unos especialistas determinaron que la importancia de dormir bien estriba en que el sueño cumple un efecto de restauración del organismo, el cual no se logra durante el estado de vigilia.

Además, seg…

Precepto 4: Ama y ayuda a los niños


El siguiente es un artículo de opinión inspirado en el Precepto 4 del libro El camino a la felicidad llamado “Cuida y ama a los niños”, cuyo texto podrás leer haciendo click en el enlace anterior. Abajo te dejo el video promocional sobre este precepto en la película que se hizo con base en el libro mencionado.


 Me encantan los chamos


Siempre me han gustado los niños. Tengo muchas primas, algunas de las cuales tuvieron hijos cuando yo era muy joven y me gustaba visitarlas y pasar tiempo con sus chamos. Y de grande lo mismo: me desvivía por jugar con mis sobrinos, hijos de amigas y compañeras de trabajo. Y cuando nació mi hija fue como que se detuvo el tiempo y una parte de mi corazón se quedó con ella para siempre.















No sé, los niños tienen una magia. Como que ven el mundo con ojos nuevos y todo es motivo de alegría. Los adultos podríamos aprender mucho de ellos. Pareciera que con los años se va opacando el espíritu de juego y la mayoría vamos en una carrera desenfrenada por subsistir, pero ése es otro tema.

Volviendo al tema de los niños, cuando vi este precepto del libro El camino a la felicidad me hizo mucho sentido. El solo hecho de compartir con un niño suele ser motivo de felicidad. Es cierto, a veces son un poco insoportables, pero hay que tenerles paciencia porque esa es su manera de manejar los problemas mientras maduran; todos fuimos así alguna vez.

El libro menciona aquello de que los niños son la generación del mañana. Es obvio, es un lugar común, pero como que eso a veces es olvidado. Una vez un médico dijo que tenía que dejar llorando a la niña hasta que se cansara. Eso no me parece sano. Si el niño está llorando es por algo. No se trata de complacerlo en cada capricho, pero sí tratar de atenderlo: la forma que tiene de comunicarse un bebé y a veces un niño grande es a través del llanto.

Es verdad que a veces son “lágrimas de cocodrilo”, pero ya llega un punto que uno sabe detectar ese comportamiento. ¡En fin! Me fui por las ramas. Este es mi punto de vista en cuanto al trato hacia los niños, de acuerdo con mi experiencia y el precepto mencionado:

Cómo tratar a los niños


1.     A los chamos hay que quererlos, tratarlos con amor. No hay que minimizarlos ni insultarlos, y hay que evitar gritarles y pegarles. Así como tú seas con el niño él va a ser con sus hermanos, primos, compañeros, sus maestros y, algún día, contigo, así que trata a los demás como te gustaría ser tratado.

2.         Progresivamente hay que ayudarlos a que resuelvan sus problemas por sí mismos, justamente porque son la generación del mañana y si no saben resolver sus problemas van a depender siempre de alguien que lo haga.

3.       Yo sí creo que hay que darles gustos, para que conozcan las cosas buenas de la vida y las deseen a futuro. ¿Por qué? Porque el hecho de desear vivir bien los acerca a esa meta. No se trata de comprarles todos los juguetes de Amazon, pero sí de darle alegría al niño, tanto como se pueda.

4.         En la medida que crecen hay que exigirles que contribuyan con las labores del hogar. En gradiente, de menos a más, pero es necesario que lo hagan. Si los padres le hacen todo de pequeños cuando crezcan les va a costar un montón hacer cosas tan elementales como ser ordenado, limpiar, cocinar, etc. Lo digo por experiencia propia.

5.          Hay que enseñarles valores. En mi caso, cada vez que puedo le digo a mi hija y a todo el que pueda que el dinero no cae del cielo, sino que es un reflejo de tu contribución a la sociedad, entre otras cosas; y que por eso ella tiene que ir a clases y ser buena en algo que le guste, para destacarse y hacerse un lugar en el mundo. También en su momento hay que hablarles de otros temas como tener una sexualidad cuerda, no consumir drogas, etc.

En líneas generales esa es mi postura en cuanto a los niños; espero que te sirva de algo. Puedes dejarme tu punto de vista en un comentario y si te gustó este artículo dale like y compártelo en tus redes sociales.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Higiene bucal: en qué consiste y cuáles son sus hábitos

Cómo ser feliz a pesar de las adversidades

Cómo dormir bien