Cómo dormir bien

Imagen
"Pegar las pestañas", "entregarse", "pedir pista" o –más románticamente– estar “en los brazos de Morfeo” son frases que hacen alusión a una necesidad básica de los seres humanos: dormir.

Y como toda necesidad básica, qué gusto da satisfacerla y cuán desagradable (o qué maluco, como decimos en Venezuela) resulta cuando nos vemos privados del sueño o no podemos dormir a placer.

Lo cierto es que dormir adecuada y suficientemente tiene una serie de beneficios para la salud y, lógicamente, la falta de sueño acarrea una serie  de consecuencias indeseadas.

En este artículo abordaremos el tema del sueño, señalando su importancia, beneficios y algunos tips para mejorarlo.

La importancia de dormir bien

Según un artículo publicado en el sitio web del periódico El Mundo, unos especialistas determinaron que la importancia de dormir bien estriba en que el sueño cumple un efecto de restauración del organismo, el cual no se logra durante el estado de vigilia.

Además, seg…

Precepto 2: Sé moderado

¡Hola! Este es un artículo basado en el Precepto 2 del libro El Camino a la Felicidad: "Sé moderado", cuyo contenido y video promocional puedes ver haciendo click en el enlace anterior.

¿Qué es la moderación?

La palabra moderación viene del latín moderatio, moderatiōnis, y se refiere a evitar los excesos, pero ¿qué es un exceso?  ¿Cuánto es realmente mucho de una cosa?



Evidentemente cada situación es especial: lo que puede ser poco para muchos puede ser demasiado para otros, pero definitivamente hay cosas que no deberíamos hacer en exceso, como tomar alcohol, y otras que deberíamos evitarlas a toda costa, como consumur drogas.

Este tema es polémico, por lo que citaré estudios que evidencian que consumir drogas (cualquiera de ellas, así sea un poco o incluso una sola vez) y/o tomar alcohol en exceso es una mala idea.

No consumas drogas


Algunos defienden la legalización de todas las drogas. Esto me parece que es una aberración porque está plenamente demostrado que las drogas son altamente nocivas para la salud, y algunos de sus efectos son irreversibles.

Ahora bien, otros piensan que solo deberían legalizarse algunas drogas como la marihuana, con supuestos fines medicinales e impositivos, por lo que en ciertos estados de los Estados Unidos y en países como Holanda la marihuana es legal, lo cual también es una aberración como verás a continuación.

Por qué no consumir marihuana 


Hablando de Estados Unidos, en un artículo del New York times que trata sobre los efectos de la legalización de la marihuana luego de cinco años, entre otras cosas se dice que ha aumentado la cantidad de personas que van a los hospitales por el uso de dicha droga y no solamente eso sino que se reportan "índices más elevados de casos de salud mental relacionados con este producto".

Esto último es gravísimo porque a muchas de esas personas se les recetarán drogas psiquiátricas, que pueden ser tan dañiñas como las drogas callejeras.

De hecho, según un artículo de la BBC un 60% de las personas responsables de tiroteos masivos consumían drogas psiquiátricas, además según este otro artículo el consumo de las drogas psiquiátricas puede causar tendencias suicidas.

Entonces, consumir marihuana, que parece tan chévere, tan de moda, podría llevar a alguien a consumir drogas psiquiátricas e incluso al suicidio.

Hay otros efectos: También se ha demostrado que el consumo de marihuana produce daño cerebral, especialmente en los adolescentes, ya que para éstos dicho órgano aún está en desarrollo.

Por otro lado, según este artículo publicado en el sitio web de la revista Muy Interesante, "la marihuana afecta a la memoria de trabajo (memoria a corto plazo), reduciendo la capacidad de retener y procesar transitoriamente la información para razonar, comprender y aprender".

El mencionado artículo señala además que en un estudio hecho en jóvenes que consumen marihuana, la gran mayoría de tales individuos presentaron "una anormalidad en la zona relacionada con la motivación, planificación e iniciativa, lo que se traducía en la práctica en conductas tales como: jóvenes desmotivados, sin interés de seguir estudiando ni de terminar los proyectos que empezaban."

En fin, el asunto es éste: los mayores armas que tiene el ser humano para hacerle frente a la vida son su capacidad de pensar y su actitud. Como puedes ver, de los artículos anteriores se evidencia que la marihuana no solamente afecta la función cerebral sino que produce desmotivación.

Quiero decir: ya la vida es lo suficientemente difícil como para complicárnosla más, ¿no crees? Lo digo en especial por los jóvenes. Hacerse un lugar en el mundo de hoy no es fácil. Entonces, ¿qué posibilidad de surgir tiene una persona desmotivada y que no puede pensar bien?

Creo que el placer que pueda proporcionar esta droga no compensa el daño que hace en los seres humanos. Además, el consumo de marihuana puede ser la puerta de entrada para el consumo de otras drogas más fuertes, de las cuáles no hay discusión sobre si son dañinas. Entonces, ¿para qué desgraciarse la vida? No tiene sentido.

Si vas a beber alcohol hazlo con moderación

Según un estudio mencionado en otro artículo de la revista Muy Interesante beber alcohol tiene un impacto sobre la materia gris y blanca del cerebro mucho peor que el de la marihuana.

Siendo ello así lo ideal sería no beber alcohol en absoluto, pero quizá eso es pedir demasiado en el estado actual de las cosas. Lo que sí podemos pedir es bajarle dos al consumo: no tomes demasiado.

¿Cuánto es demasiado? Aquí la recomendación de mi madre: cuando empiezas a sentirte mal. Cuando sientes que no te cuesta coordinar tu cuerpo o que si sigues tomando te vas a sentir mal del estómago.

El asunto con el consumo de alcohol es que es legal y hay mucha gente que tiene un vicio y no lo sabe o no lo reconoce. Esas personas animan a otros porque "no te vas a morir por tomarte una cerveza" y ciertamente lo más seguro es que no te mueras por una sola, pero sí puedes morirte por manejar borracho o por destruir tu hígado por consumir exceso de alcohol.

En lo que a mí respecta, siento que bebí bastante hasta que terminé la universidad, después me calmé. Hoy en día bebo en reuniones sociales y normalmente con dos o tres tragos es suficiente para compartir socialmente sin sentirme mal físicamente. También me he tomado más de tres alguna vez, es un trabajo en progreso, pero sí evito a toda costa llegar al punto de hacer el ridículo.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Higiene bucal: en qué consiste y cuáles son sus hábitos

Cómo ser feliz a pesar de las adversidades

Cómo dormir bien